lunes, 3 de enero de 2011

MAÑANA DE AÑO NUEVO








































La mañana de año nuevo es una buena mañana
para caminar los aficionados al asesinato
selectivo
natural.
Para penetrar en la desteñida intimidad de las calles
y extraer de sus encías piorreicas
los restos en descomposición de cenas familiares
con el hilo de seda dental de un vello púbico
rociado
por la patrulla de limpieza a punta de pistola
y matanueras.
La mañana de año nuevo es una buena mañana
para rascarse hasta el pánico la sarna del año
que se llevó el camión de la perrera municipal,
y uvas para melladas en la plaza mayor
de la polla del alcalde empalado
por el badajo de campana de un papa noel
sentenciado
en sucesivas órdenes de alejamiento de maría
madre de dios ruega por nosotros
esta mañana de año nuevo
e infección antigua.


Inédito







3 comentarios:

  1. Me quito el sombrero, Germán.
    Imposible expresarlo mejor.
    JL

    ResponderEliminar
  2. Algunos paseos son muy reveladores, José Luis.

    ResponderEliminar
  3. Comparto la opinión de José Luis.

    ResponderEliminar