sábado, 10 de septiembre de 2011

TENGO UNA CITA (XIX)








































Hay una especie de antropofagia intelectual, de canibalismo cultural, que siempre me ha preocupado. Las masas no devoran libros, canciones, historias o imágenes. Las masas devoran seres vivos. El hombre necesita comerse al hombre. Van al cine, no a seguir una historia, sino a devorar a una persona, a un actor o una actriz. No basta con los libros. Interesa el autor. Hay que verlo, tocarlo, comérselo. No basta con los miles de cuadros de Picasso. Hay que ver, tocar, oír, leer, escuchar, devorar a Picasso en calzoncillos. Picasso era comestible. Se dejaba masticar bien. Ése es el secreto. si no eres comestible, digerible, nutritivo, ya te puedes morir de hambre. Para comer de esto hay primero que dejar que te coman. Hay que saber a algo. "Si yo sé a algo, mi sabor será para la tierra", decía Rimbaud. Pues no. Hoy, el sabor de uno tiene que ser para los mass-media, para las multitudes.


Francisco Umbral, Mortal y rosa

3 comentarios:

  1. Paco lo sabía y lo explotaba. Era un jodido visionario.

    ResponderEliminar
  2. Mejor vamos a quitarle la coma a la frase. Que podría dar lugar a malentendidos...

    Saludos

    ResponderEliminar